21 oct. 2020

CURSO- Taller de Control de Hemorragias (BCon) BLEEDING CONTROL

 


Fecha celebración: 
30 de Octubre 2020 de 18:30 a 22:30


Profesionales a los que se dirige:
Este Plan de Formación está elaborado para cubrir las necesidades formativas del personal de los servicios de emergencias que intervienen en incidentes de éstas características:
-Técnicos de Emergencias Sanitarias.
- Médicos y enfermeros.
- Primeros Intervinientes.
- Personal policial y de rescate.

CERTIFICADOS Y DIPLOMAS.
Se hará entrega al alumno de un certificado de participación en el curso básico de control de hemorragias del Colegio Americano de Cirujanos. Comité de Trauma.


LUGAR DE CELEBRACIÓN e INSCRIPCIÓN:
Calle Tomás Zerolo 17. La Orotava
Telf. 822041469 / 682538653 / 675839509
  



CARACTERÍSTICAS DE LA ACTIVIDAD


OBJETIVOS

Objetivo General:
Proporcionar conocimientos y habilidades para lograr aumentar la supervivencia en incidentes terroristas y mejorar las capacidades en el manejo de la hemorragia que pone en peligro la vida.
           
Objetivos Específicos:
Dotar de habilidades necesarias para aumentar la supervivencia en un atentado terrorista con tirador activo o similar.
Dotar de habilidades para el control de la hemorragia mediante el uso del torniquete.
Dotar de habilidades para el control de la hemorragia mediante el empaquetado de heridas.



REFLEXIONES DE UNA TÉCNICA EN EMERGENCIAS SANITARIAS #TESVISIBLE

 Como Técnico en Emergencias Sanitarias, me muevo entre lo urgente y lo no urgente; entre el ruido de la sirena irrumpiendo entre el tráfico de la ciudad para llegar a tiempo de salvar una vida y las prisas por llegar a tiempo para que todos los pacientes reciban su tratamiento en los servicios que llaman no urgentes y que llegan a serlo por el volumen de pacientes que trasladamos cada día.

Salto de un servicio a otro y observo y escucho a mis compañeros, para aprender, para comprender y, porque desde muy pequeña, me gustó observar a los seres humanos, sus reacciones, su forma de vivir determinados acontecimientos y todo aquello que me ayudase a conocerlos, a conocerme; tal vez por eso, y a pesar de mis años, me decidí a estudiar Psicología, porque la mente es algo maravillosamente desconocido.

Y, curiosamente, veo como los compañeros del servicio de urgencias, hablan de los de los servicios no urgentes como Técnicos “de segunda” porque, en teoría, su servicio es un transporte que “a priori” no salva vidas con la premura del transporte sanitario urgente.

Y yo me pregunto: ¿Quién es más héroe?, el que ayuda a una persona en un momento puntual en el que sufre un incidente o se encuentra mal (porque no siempre las emergencias son vitales) o aquellos que, día a día, trasladan pacientes amputados, que van a diálisis, a rehabilitación y que pueden fallecer dadas sus patologías; aquellos que realizan altas médicas de pacientes terminales en cuyo parte médico te indican que no son reanimables si entran en parada cardiorrespiratoria... pacientes con los que estableces una relación empática porque día a día les trasladas, intentando hacer sus vidas un poco mejor después de que el destino les jugase una mala pasada…


Me pregunto si los súper héroes de emergencias serían capaces de ver a diario la degradación de los pacientes que trasladan los no héroes de los transporte no urgentes, si podrían llegar a empatizar con ellos, con sus vidas, con sus circunstancias y salir sin secuelas emocionales de esos contactos.

No hay mejores ni peores en mi profesión, porque ni los héroes son tan héroes, ni los del no urgente dejan de serlo. La heroicidad es algo tan relativo como lo es, sin lugar a dudas, el punto de vista desde el que se miran las cosas.

Cada paciente es único y especial, en cualquiera de las circunstancias en la que podamos encontrarlo, tiene una historia, unos temores, una tristeza que debemos saber manejar tanto desde la urgencia, como desde la no urgencia y, a pesar de que todos nosotros tenemos los mismos estudios, no todos tenemos esa capacidad empática para poder dar un trato más humano a todas esas personas que, día a día, se suben a nuestras ambulancias por tantas circunstancias diversas.

Cuando te decides por la profesión de Técnico en Emergencias Sanitarias lo haces, o deberías hacerlo, porque deseas que las personas puedan encontrarse mejor si en algún momento el destino hace que se crucen en tu camino profesional y darles los mejores cuidados y el mejor de los apoyos tanto físico, como emocional que puedan requerir, sin distinguir cual es el servicio que prestas. Porque te aseguro que todas las personas que se suben a una ambulancia se encuentran mal, tienen miedo, están asustadas y, si pudiesen elegir, no elegirían estar ni en ese lugar, ni es esas circunstancias.

Zancadillas, malas praxis y competencia entre compañeros no debería existir, porque tendríamos que aunar nuestros esfuerzos en la misión que nos compete, que es la de hacer que ese momento que está viviendo el afectado, sea lo más llevadero posible y con los mejores resultados posibles. Somos profesionales sanitarios, seres humanos que en algún momento hemos estado o podemos estar del otro lado y deberíamos tratar a todas las personas como nos gustaría que nos tratasen a nosotros mismos o a nuestros seres más cercanos.

No hay ciudadanos de primera, ni de segunda, como tampoco hay profesionales sanitarios de primera ni de segunda…

                            Josefina Aisa @hadacalida

7 sept. 2020

EMERGENCIA SANITARIA PREPARACIÓN PARA LA RESPUESTA

 

Cuando iniciamos turno en nuestras unidades no hay manera de saber que nos deparará el día, seguro que atenderemos en su mayor parte requerimientos de transporte básicos, posiblemente hagamos uso de nuestros conocimientos en el manejo de la oxigenoterapia en alguna descompensación de EPOC, habilidades en la inmovilización en eventos de trauma pero ¿soy el único que ha atendido un aviso de dolor lumbar que a nuestra llegada era una parada cardíaca?


Vaya por delante que el gestor transmite la información que tiene en pantalla, y que quien haya realizado la valoración telefónica del servicio tiene que manejar una extracción de información con unos alertantes, nerviosos que perciben la situación como “emergencia” y son incapaces de dar una mejor información y ya puestos a mencionar a los usuarios de la misma manera que los asistenciales en ocasiones con la explicación que nos hace el paciente sacamos a relucir la sonrisa pensando:

 ¿De dónde se ha sacado la información quien a recogido la llamada en la Central? Y de la misma manera el paciente cuando llega al centro sanitario refiere una tercera versión al personal que lo recibe, consiguiendo que después de hacer su trabajo a conciencia vea como  aflora la misma sonrisa que había puesto usted en el domicilio en los labios del receptor, y escucha “suerte que el sistema funciona y así me atienden rápido”.

Siempre estamos expuestos a que el siguiente aviso sea uno de esos que nos rompe los esquemas, que nos obliga a dar lo mejor de nosotros mismos, aquel en que notamos la descarga de adrenalina que nos recuerda por que nos gusta nuestra labor asistencial, y para estas situaciones que son afortunadamente para el resto de la población las menos, es para las que creo que debemos estar preparados.

 

¿Cómo nos podemos preparar para la respuesta?

 Convendrán conmigo que para reaccionar adecuadamente ante situaciones complejas o simplemente inciertas necesitamos unas buenas dosis de:

conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes.

 Para ofrecer un servicio de calidad tenemos que ser capaces de tomar decisiones acertadas bajo la presión del tiempo y el estrés, debemos de elegir una línea de trabajo entre muchas que nos permita alcanzar el resultado deseado.

 Para ello hay que ser competente y se necesita un grado de compromiso personal con nuestra labor.  También permítame hacer una observación, en el campo de la asistencia prehospitalaria primaria en este campo hay que ser multitarea, si no puede abrir su maleta de asistencia mientras toma decisiones es posible que tenga que plantearse el trabajar este habilidad.

 

¿Cómo trabajar el conocimiento?

 Para mi es imprescindible estar actualizado, hay que conocer las tendencias, los estudios, ensayos, conferencias, leer artículos. Compartamos nuestras dudas e inquietudes con otros compañeros, busquemos que opinan los expertos. Reflexión del cómo y porque de nuestras actuaciones, autoevaluación y evaluación deben de ser constantes para poder identificar nuestros puntos débiles y así poder fortalecerlos con acciones especificas.

Las habilidades:

 La toma de decisiones. Esto no tiene porque hacerse de una manera formal, recuerde alguna situación compleja que haya tenido que manejar, revívala y compruebe si con sus nuevos conocimientos habría tomado las mismas decisiones. Piense que todos tenemos derecho a cometer errores, lo que sería imperdonable es que siendo conscientes los repitiéramos.

La comunicación: 

 Busque referentes si cree que debe trabajar esta área.  Practique, amplié vocabulario, intente dar forma a su discurso de una forma eficiente 

                          Las destrezas:

 Quizás las tengamos más trabajadas ya que se trata de aquellas capacidades o habilidades para realizar acciones manuales, posiblemente la colocación de férulas, collarines sean de lo mas repetitivo en nuestra labor, aun así conviene trabajarlas.

La actitud:

 Debe de ser proactiva, posiblemente usted sea una persona implicada, de lo contrario no le interesaría leer esto. La predisposición ha de ser el eje central en la que base su carrera profesional.

 

Aunque seamos aprendices a lo largo de nuestra vida laboral tenemos opciones para la mejora pudiendo ofrecer un servicio, competente, humano y comprensivo para aquellos que han solicitado nuestra ayuda.

 

Seguro que se le ocurren otras aéreas de mejora en nuestro ámbito, ¿nos ayuda compartiéndolas con nosotros?

21 may. 2020

REFLEXIONES DE UNA T.E.S. EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Machismo, feminismo o igualdad en tiempos de pandemia. 
Desde hace años llevo escuchando ejemplos de que es el machismo el feminismo y la igualdad entre las personas sobre todo en el área laboral.
 Hoy me gustaría lanzar una pregunta al aire en la cual llevo unos días reflexionando. ¿Existe el machismo en trabajos donde el sexo masculino es mayoría? Aún se ve a la mujer como la persona más débil? Siempre he escuchado que trabajar entre mujeres es un tanto peligroso, que hay habladurías, envidia, celos etc ... 
¿Pero es esto real? ¿Porque se dicen este tipo de comentarios y no se escucha entre hombres? 
Mi perspectiva es diferente y hoy voy a contar un poco mi experiencia. Estoy en un trabajo donde hay pocas mujeres y la mayoría son hombres. Con mis compañeras me llevo genial y no tengo absolutamente nada que decir de ellas excepto que son trabajadoras y no se achican bajo ningún concepto, conducen, cargan, y actúan como un trabajador más, son unas guerreras en toda regla, siempre las acompaña una sonrisa y un saber estar en su trabajo y he de decir que me siento muy orgullosa de ver como la figura de la mujer ha cambiado en estos últimos años.

En cuanto a los chicos muchos de ellos se han convertido en buenos amigos y compañeros por supuesto , confían en mi tanto como yo en ellos, no dudan de mi competencia ni de mi profesionalidad a la hora de actuar, me siento una más del equipo y en ese momento no siento que haya una barrera o un escalón que nos haga estar a desnivel, que bien se siente! . Pero como en todos los trabajos, hay personas que piensan diferente, obviamente no somos todos iguales.  Hay compañeros que dudan, hacen comentarios a espaldas, y cuestionan hasta con quien trabajas creando falsas historias que no hacen con chicos por ejemplo, haciéndote sentir muchas veces hasta vigilada y quitándote el valor que tienes como mujer trabajadora. Este tipo de actitudes me hacen pensar en que siguen habiendo comportamientos machistas hoy en día, Y que pena. Se que al ser muchas personas, no todos nos llevaremos bien y es lo más lógico. 
Pero mi pregunta es la siguiente ¿es cuestión de ser hombre, mujer, de ser de una raza y religión diferente  o simplemente de la educación que tengamos?
Si aprendemos a respetar a las personas, su intimidad y su forma de ser, como cambiarían las cosas

Tenemos un trabajo grandioso , unas veces se lleva mejor y otras peor. Bajo esta pandemia me he dado cuenta de que hay gente maravillosa que han dado lo mejor de si y han sacado lo mejor de ellas, pero lamentablemente también ha sacado lo peor de otras.

Foto propia de la autora

 Buda dijo :
 Nadie nos salva, si no nosotros mismos. Nadie puede y nadie debe. Nosotros mismos debemos transitar el camino.  

Esta en nuestras manos ser un poquito mejores como personas.


Autora:
Adriana Patricia Farizo Hergueta (T.E.S.en S.V.B en Tenerife- Islas Canarias)

1 may. 2020

I JORNADA WEBINAR HEMS PARA TES

 
Organizadas por los compañeros de la  Asociación de Técnicos de Emergencias Sanitarias de Castilla la Mancha ATESCAM , Asociación de Técnicos en Emergencias Sanitarias de Canarias ATESCAN y UTESLAR Unión de Técnicos de Emergencias Sanitarias de La Rioja  y con colaboración de Ébora Formación y Grupo de trabajo SEMES de AEROTRANSPORTE MEDICALIZADO.

Constará de 6 ponencias y un taller ONLINE este último estará sujeto a la disponibilidad del helicóptero en dicha franja horaria.

LA INSCRIPCIÓN SE REALIZARÁ EN El SIGUIENTE LINK Y SERÁ PARA LOS SOCIOS DE LAS ENTIDADES ORGANIZADORAS




NOTA:Se han solicitados los créditos de la C.F.C. para esta acción formativa, quedando pendiente a su aprobación

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...